Diferencias entre un master presencial y uno online

Quizás tengas en mente el cursar una maestría y estás explorando tus opciones para llevarlo a cabo. Luego de elegir el área en la que quieres especializarte, es el momento de evaluar tus posibilidades y preferencias. Unos de los aspectos a analizar será la disponibilidad de tiempo que tengas para dedicarle a tus responsabilidades con la maestría, de ello dependerá en gran medida que elijas entre la modalidad presencial o la modalidad en línea para cursar tus estudios de posgrado.

Sin embargo, antes de solo tomar en cuenta el factor tiempo para elegir de qué forma estudiarás, te recomiendo que leas este artículo y descubras los diversos aspectos que diferencian a una maestría online de una presencial y qué también debes tener presente en tu importante elección.

1.    Gestión del tiempo

Cuando se trata de la gestión y organización de tu tiempo, la maestría online tiene una importante ventaja. El hecho de no tener que depender de un horario estricto en el que se contemplen clases teóricas en forma fija, permite el poder adaptar tus horas de estudio a tu propio calendario personalizado, así tienes una oportunidad de proseguir con otros proyectos importantes y el trabajo, sin la necesidad de abandonar tus objetivos de formación académica.

A diferencia de esto, un master en modalidad presencial demanda que te adaptes al horario que te sea entregado para que cumplas con las asignaciones y las clases físicas en las aulas del centro de educación que elijas.

2.    Trabajo en equipo

Si cursas un master presencial tendrás la oportunidad desarrollar algunas habilidades importantes para tu desarrollo como profesional, como lo es el trabajo en equipo. A lo largo de un curso de maestría tendrás que visitar con frecuencia las aulas del centro de estudio, allí deberás tener interacción tanto con profesores como con alumnos, con los cuales deberás cumplir con un mínimo de trabajo en equipo para resolver problemas, además de una interacción natural que ocurrirá durante las clases, por medio de debates y resolución de dudas, y a través de las lluvias de ideas y el compartir de conclusiones al finalizarlas.

En el caso de las maestrías online, la participación en equipo es casi nula, más allá de una interacción online por grupos de chats y la conversación directa por videollamada o mensajes con los profesores, no puedes esperar mucho de ello. Las asignaciones son totalmente tu responsabilidad, por lo que la necesidad por desarrollar habilidades en el trabajo grupal deberá ser cubierta por otros medios, lo cuales quizás no tendrán que ver con el área de especialización.

3.    Desarrollar networking

Una de las grandes ventajas de cursar estudios, va más allá del aprendizaje y la formación como profesional, esta es la oportunidad de establecer relaciones que podrían ser muy provechosa para tu carrera y vida personal. El networking es un término en inglés para referirse a tu círculo de conocidos con los que puedes trabajar en colaboración para lograr objetivos a nivel laboral o de negocios.

Como podrás imaginarte, este aspecto representa una diferencia importante entre las modalidades de estudios de maestrías presenciales y online. Si optas por cursar este posgrado a nivel presencial, tendrás mucha más oportunidad de desarrollar un networking significativamente más rico y comprometido. Si bien, a través de las clases en línea y los foros abiertos para estudiantes puedes establecer relaciones, estas no lograrán ser tan personales y estables como las que puedas lograr formar en clases presenciales.

Para un magíster, resulta muy importante el contar con un círculo profesional con el que pueda colaborar para seguir ascendiendo como profesional a medida que desarrolla y ejecuta nuevos proyectos.

4.    Dependencia de la tecnología

Tal como mencionan en master-madrid.es, para cursar una maestría online, el alumno tiene total libertad de gestionar su tiempo para entregar y cumplir las asignaciones, solo necesitará de un ordenador, Tablet o cualquier otro dispositivo con conexión a internet, inclusive un simple teléfono celular.

Pero, a pesar de la flexibilización de la maestría online gracias a la tecnología, esto también genera una especie de dependencia hacia esos recursos electrónicos para lograr un proceso formativo lo más fluido posible. Eso significa que el estado de las herramientas debe ser óptimo, así como una buena conectividad y dispositivos capaces de soportar las exigencias de las clases virtuales.

Por su parte, las clases presenciales te libran de casi toda esta necesidad de tener acceso a la tecnología; para cursarlas bastará con hacer presencia física en las clases y demás actividades de los centros de estudio. Esto reduce la posibilidad de interrupciones en tu proceso formativo y disminuye las pérdidas de oportunidades de aprendizaje.

5.    Desarrollo de la responsabilidad

Muchas de las personas que han optado por cursar un master en modalidad online, han afirmado que el hecho de titularse a través de un curso como este, resulta ser un detalle atractivo para algunas empresas, pues para estas, el haber culminado con éxito este tipo de estudio, es un reflejo del sentido de responsabilidad y determinación que debes poseer para no procrastinar con tus tareas y horas de estudio, las cuales son características muy bien apreciadas en el mundo laboral, y más aún para un profesional especializado como lo es un master.

Por otro lado, los cursos de master presencial desarrollan la responsabilidad de una forma mucho más supervisada, lo que no es necesariamente mejor o peor que lo anterior, simplemente es diferente. De igual manera, el nivel de disciplina y dedicación que requiere el asistir a las clases físicas y cumplir con las actividades, que son mucho más frecuentes que la modalidad online, no deben ser menospreciados, ni mucho menos ignorados. A pesar de las diferencias que aquí has visto con respecto a un master online y otro cursado por vía presencial, debes tener presente que no se trata de que uno es mejor que el otro en un nivel generalizado, sino de que uno puede ser más conveniente que el otro para una persona con respecto a sus características, posibilidades y necesidades correspondiente a su formación académica.

Deja un comentario