¿Qué es una Maestría?

Una maestría, magister o master es un grado académico posterior a la licenciatura, por lo tanto, es un tipo de posgrado con la particularidad de ser una formación más extendida y compleja. Tiene como objetivo desarrollar a profundidad el estudio en algún área de una disciplina a nivel teórico, tecnológico y profesional. El grado siguiente a la maestría suele ser el doctorado.

Las maestrías suelen tener una duración promedio de dos años, 540 horas académicas, 160 horas de tutoría, más las horas de tesis o trabajo final, en el cual se demostrará el dominio y manejo de lo aprendido.

¿Qué necesitas para hacer una maestría?

Lo primero que debes poseer es un título de grado, este es el más conocido como licenciatura, lo que equivale a la Bachelor´s degree anglosajón.

Pero además es importante que para optar a una maestría en particular, es necesario que el titulo de grado que poseas sea a fin al área o diciplina a estudiar. Por ejemplo, para realizar una maestría en psicología clínica, tu título de grado debería ser en psicología o similar.

Entre otras cosas, para estudiar una maestría, es clave que seas consciente del esfuerzo que implica y que sepas cómo planificar y llevar a cabo esta preparación académica, y mantener una vida profesional sana, debido a que esta es una de las principales razones por las que la mayoría desiste.

¿Por qué estudiar una maestría?

Existen distintos factores que podrían motivarte a estudiar una maestría, desde una realización profesional e intelectual, hasta la búsqueda de un mejor posicionamiento dentro del mercado laboral.

Desarrollo intelectual y profesional

El deseo personal de evolucionar es la motivación ideal para decidir estudiar un maestría. El profundo desarrollo de competencias investigativas y técnicas que ofrece este posgrado, se traduce en crecimiento como profesional, abordando temáticas con mayor especificidad y detalle que el nivel de pregrado o licenciatura. Haciéndote de un profesional más hábil y capaz de comprender escenarios particularmente complejos de tu disciplina.

Jerarquía laboral

Alcanzar un mayor título académico suele ser efectivo cuando te encuentras en la búsqueda de un ascenso o aumento de remuneración laboral en tu actual trabajo, pues las empresas valoran un mayor nivel de preparación y competencia en sus trabajadores, conociendo lo escaso que puede ser esto y el gran aporte que pueden ofrecer al desarrollo y evolución en la actividad productiva.

Oportunidad de trabajo

Como lo mencioné en el punto anterior, las empresas suelen prestarle mucha atención a la preparación académica de sus trabajadores, por lo tanto, también lo hacen con sus candidatos; incluso esto puede ser un factor decisivo para la contratación de uno sobre otro.

En muchas empresas nacionales e internacionales, existen filtros para ciertos puestos dónde un grado académico elevado es indispensable. Es así como hacer una maestría puede estar motivada por el deseo de posicionarse en un nivel alto dentro del mercado laboral, ampliando tus oportunidades.

Factores a considerar

Decidir estudiar una maestría no es algo que deba tomarse a la ligera, representa una inversión de tiempo y dinero no remunerado de manera directa considerable, según sea el caso.

Debes analizar tu presente y tus necesidades. Como has podido ver a lo largo del artículo, el título de maestría o magister trae consigo una serie de beneficios a nivel personal, profesional y laboral, pero te tienes que preguntar si la inversión que requiere valdrá la pena y estos beneficios son los que realmente necesitas para mejorar tu situación actual.

Suena obvio que son necesarios estos beneficios mencionados, pero cuando analizas algunos factores por separado y con detalle, podrás comprender mucho mejor la relación entre inversión y beneficio que te puede traer hacer lo que se requiere para titularse como magíster.

Busca algo que te guste

Si lo que buscas principalmente en un crecimiento financiero, no te recomiendo una maestría. Si bien unos de sus beneficios son mejoras laborales, no se puede ignorar que titularse no es algo fácil de conseguir; no se trata solo de presentarse y cumplir con evaluaciones sencillas, es un proceso que requiere de mucho tiempo y dedicación para la investigación y entendimiento de temas complejos.

Es por eso último que si buscas el título de magister, debes asegurarte de que el área que elegirás te apasione o al menos te guste lo suficientemente como para dedicarle todo el tiempo e interés que este proceso académico requiere.

Agrega el valor que quieres a tu carrera

Es necesario que estudies bien si una maestría aportará el valor que buscas a tu carrera. En la actualidad existen disciplinas en las que la empírea y las experiencias tienen un mayor valor que el conocimiento teórico profundo, simplemente por la evolución del mundo laboral y el acceso cada vez más fácil a la información.

Encárgate de conocer bien cómo está el mercado de tu disciplina y qué considera más importante, para así saber si conviene más la preparación académica avanzada o invertir ese tiempo en diplomados y ganando experiencia.

Costo y métodos de financiamiento

Una maestría puede ser algo costosa, es de importancia que investigues acerca de los costos y el plan de pago que ofrezcan las instituciones donde esté la opción de la maestría que desees estudiar. Considera tus posibilidades, pues recuerda que esto se trata de una inversión tanto de tiempo como de dinero.

También existen muchas instituciones y organizaciones, incluyendo a las mismas universidades, que están dispuestas a financiar en calidad de préstamo y hasta en forma de beca a todo aquel que desee invertir en formación académica y cumpla con algunos requisitos, los cuales varían dependiendo de la entidad.

Esta es una gran opción si no está en tus posibilidades del presente pagar este tipo de educación y cuentas con que en el futuro esto te permitirá hacerte con el ingreso suficiente como para pagarla en forma de cuotas. Esto es beneficioso para ti como persona que busca crecimiento académico, y para las instituciones que dan este servicio al cobrar sus intereses.

Podemos concluir con que estudiar una maestría es un proyecto de crecimiento académico a mediano plazo, que puede traer consigo muchos beneficios a nivel laboral y personal, del cuál debe ser considerada y estudiada a detalle la complejidad de su ejecución y tomar en cuenta tus propias habilidades, posibilidades y aspiraciones para determinar si realmente es conveniente llevarlo a cabo o no.

Deja un comentario